Frutas que ayudan a bajar el colesterol malo

Actualizado el 24/05/2017

Existen dos tipos de colesterol: el bueno (HDL o lipoproteínas de alta densidad) y el malo (LDL o lipoproteínas de baja densidad). Al colesterol bueno se le llama así porque estudios muestran que ayuda a reducir el LDL en la sangre.

El HDL lo produce de forma natural el organismo y va removiendo el LDL de las paredes de las arterias, devolviéndolo al hígado.

El colesterol bueno puede ser aumentado con una dieta rica en fibra y baja en grasa, además de la práctica regular de actividad física: lo ideal es tener un nivel de HDL superior a 60 mg/dL.

Las principales frutas que ayudan a bajar el colesterol malo

Las frutas cuentan con vitaminas y antioxidantes que te ayudarán a reducir el LDL.

frutas que ayudan a bajar el colesterolLas siguientes frutas están entre las más utilizadas para esta finalidad: la naranja, el limón, la mandarina, pomelo, kiwi, arándano azul, arándano rojo, calafate, cereza, endrina o arañón, escaramujo (este se puede comer en mermeladas o infusiones), frambuesa, fresa o frutilla, fresa silvestre, madroño, murta o murtilla, musca dimía, grosella o zarzaparrilla, grosella negra, grosella alpina, grosella espinosa, guinda, zarzamora, mora, zarza pajarera, mora andina, mora de los pantanos y maqui.

Muchas de ellas son variedades de frutos del bosque y se caracterizan porque tradicionalmente no se cultivaban sino que crecían de manera irregular y silvestre en los bosques y montañas.

Todos estos frutos aportan antioxidantes al organismo, como la poderosa vitamina C.

El melón, albaricoque, durazno y melocotón, son variedades de frutas que aportan el betacaroteno, un compuesto carotenoide muy abundante en toda la naturaleza y uno de los más importantes en la dieta humana, por ser un poderoso antioxidante.

Milagro Para el Colesterol

En realidad se trata de una provitamina A, pues al ser ingerido es transformado en vitamina A en la mucosa del intestino delgado y es almacenada principalmente en el hígado.

El betacaroteno también puede ser absorbido y almacenado en el tejido graso sin ser modificado, produciendo en las palmas de las manos y en las plantas de los pies una coloración amarilla, conocida como pseudoictericia.

Las uvas, la aceituna, el cacao y las granadas son frutas que contienen polifenoles; estas sustancias son antioxidantes y combaten enfermedades cardiovasculares y cáncer. Además, son frutas que ayudan al sistema digestivo.

También se recomienda comer manzana roja o verde, inclusive la variedad amarilla, pues disminuye la absorción del colesterol y de los lípidos en los intestinos. Además, es una fruta hipocalórica: una manzana de 100 gramos aporta aproximadamente entre 40 y 50 kilocalorías.

Las frutas oleaginosas contienen grasas insaturadas que disminuyen el colesterol malo y pocas grasas saturadas. Son una opción muy importante, pues algunos contienen oligoelementos, además de aportar al organismo ácidos grasos omega 3 (poliinsaturados).

Algunas de estas frutas: piñones, almendras,  nueces de Brasil, nueces de Anacardo, avellanas, macadamias, nueces pecanas o pacanas, semillas de girasol y pistachos. Los cacahuates también son frutas oleaginosas, pero no se aconseja comer en mucha cantidad porque tienen demasiados lípidos saturados.

Espero que te haya gustado esta entrada sobre las frutas que ayudan a bajar el colesterol. Por favor, házmelo saber más abajo en los comentarios.

También te recomiendo que veas:

El método natural que me ayudó a controlar el colesterol.

¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *